DSC_1739
DSC_1739

[Objetivos a largo plazo de una empresa] Cómo definir unas metas respetuosas contigo + consejos para alcanzarlas

Marta Quintana

Sigueme en:

[Objetivos a largo plazo de una empresa] Cómo definir unas metas respetuosas contigo + consejos para alcanzarlas

Como coach, he trabajado con muchos emprendedores que:

  • O bien no sabían cómo definir sus objetivos estratégicos.
  • O bien les costaba mucho alcanzarlos, y no entendían por qué.

Y cómo sé que es un problema muy común, he decidido escribir este post, para darte claridad si ahora mismo te encuentras en la misma situación.

Pero aquí no voy a hablarte (solo) de metas estratégicas.

También te explicaré algunos conceptos relacionados con la mentalidad y el autoconocimiento que, desde mi experiencia, son esenciales para establecer unos objetivos alcanzables y adecuados para ti.

Por eso te voy a contar:

  • Los 2 errores más frecuentes al establecer tus objetivos.
  • Las diferencias entre los objetivos de una empresa a largo, medio y corto plazo y cómo definirlos.
  • Algunas claves extra que te ayudarán a hacer realidad tus metas.

Vamos allá.

2 errores que cometen muchos emprendedores al plantear sus objetivos de empresa a largo, medio y corto plazo

Estos dos fallos los he visto a menudo entre mis clientes emprendedores.

Y tengo la sensación de que, si te explico cómo plantear tus objetivos estratégicos sin contarte esto primero, sería como darte las herramientas sin enseñarte a utilizarlas.

Por eso quiero que nos detengamos aquí un momento.

Error 1: ‘Dejar’ que otros decidan tus objetivos

Muchos emprendedores van en busca de metas que inconscientemente les vienen impuestas desde fuera.

Objetivos que “toca alcanzar” para tener un negocio exitoso.

Y digo inconscientemente porque a veces nos los hacemos nuestros, cuando en realidad no lo son y claro…

El problema viene cuando esos objetivos externos no están alineados con tus necesidades internas. 

Ahí es cuando surgen los bloqueos y los obstáculos. 

E incluso cuando logras alcanzar esas metas, descubres que no te sientes satisfecho porque en realidad no eran lo que tú querías en tu vida.

Esto conecta directamente con el siguiente error.

Error 2: Pasar por alto el hacer un trabajo de autoconocimiento previo

Tus objetivos profesionales y personales deben estar íntimamente ligados.

Si para alcanzar tu meta profesional tienes que sacrificar otras áreas de tu vida, y eso te hace sentir vacío e insatisfecho, entonces no es una buena meta.

Y sí, a veces hay que hacer sacrificios, pero si eso te hace sentir vacío es que ahí no es.

Y aunque parece algo obvio, muchos emprendedores se olvidan de sus necesidades personales a la hora de establecer sus objetivos profesionales.

Por eso es tan importante que primero realices un trabajo profundo de autoconocimiento. Eso te va a permitir establecer objetivos a largo, medio y corto plazo que sean respetuosos contigo.

Si quieres saber más, en mi post sobre el éxito empresarial profundizo en estos temas. 

Los 3 tipos de objetivos de una empresa: a largo, a medio, y a corto plazo

Ahora que tenemos las bases claras, es el momento de ahondar en las diferencias entre los diferentes objetivos de una empresa.

Te los explico en este orden porque lo habitual es definir primero las metas a largo plazo y, a partir de ellas, extraer los objetivos más inmediatos en el tiempo.

1. Objetivos a largo plazo

Los objetivos a largo plazo sería cómo te proyectas a 5-10 años vista, o incluso más allá.

Estas metas son útiles para tener una visión de hacia dónde vas y para qué avanzas en esa dirección (algo muy importante para mantenerte motivado). 

Al definirlos es fundamental que:

  • Seas realista: con las metas a largo plazo puedes permitirte soñar, pero manteniendo soñar con consciencia. Debes valorar si el “precio” de alcanzarla vale la pena para ti. Por ejemplo: puedes ‘querer ser un futbolista de primera división’ pero… ¿estás dispueso a pagar el precio de que todo el mundo te conozca? ¿Tus valores y principios encajan con esa vida? ¿Qué necesitarías trabajar si finalmente das ese paso?
  • Pienses por qué persigues ese objetivo: ¿es algo que realmente deseas, o te viene impuesto de fuera? ¿O quizá es una manera de escapar de algo que te asusta? (Sí, esto lo he visto en algunos clientes de coaching).

Te pongo dos ejemplos para que lo veas más claro.

Supongamos que tu objetivo a largo plazo es:

  • Tener tu propio centro médico especializado en pacientes con cáncer: para ofrecerles una atención integral (con nutricionistas, fisioterapeutas, terapeutas holísticos, coachees y psicólogos…). Aquí tendrás que valorar si la vida que deseas es compatible con la responsabilidad de dirigir un centro médico y todo el “peaje” que tendrás que pagar para llegar hasta allí.
  • Vivir en diferentes países y cambiar de residencia cada cierto tiempo: un objetivo personal que influirá en tu ámbito profesional. En este caso deberías preguntarte por qué quieres ese tipo de vida. ¿Realmente te hará feliz, o solo la has “idealizado” pero estás ignorando las partes malas? Incluso, podrías plantearte si ese objetivo es en realidad una “huida hacia delante”, como te decía antes.

De nuevo aquí se trata de autoconocerte y entender qué quieres realmente, para establecer objetivos acordes.

TIP EXTRA: al ser metas lejanas y abstractas, a veces resulta difícil mantener la motivación necesaria para alcanzar tus objetivos a largo plazo. Por eso yo recomiendo tener un moodboard con frases y/o imágenes que te permitan visualizar esa meta. Eso te ayudará a mantenerte en el camino cuando parezca que las cosas no van tan bien como cabría esperar. 

2. Objetivos a medio plazo

Los objetivos a medio plazo son hitos intermedios (suelen plantearse a 3-5 años vista) que nos acercan a esa gran meta final.

Por ejemplo, si tu meta es fundar tu propio centro médico, a 5 años vista podrías marcarte el objetivo de:

“Trabajar con un equipo de 5 profesionales (nutricionista, psicólogo, fisioterapeuta y 2 médicos)”

Estos objetivos son como hitos en el camino hacia nuestra meta, y nos ayudan a visualizar el camino que debemos seguir.

3. Objetivos a corto plazo

Por último tenemos los objetivos a corto plazo: las acciones más inmediatas que vamos a llevar a cabo.

Estos objetivos se establecen incluso a 6-12 meses vista.

A la hora de plantearlos, a mis clientes les aconsejo que:

  • Sean muy concretos: al ser objetivos inmediatos, tenemos que ser muy específicos al definirlos.
  • Ten presente tu situación: los recursos disponibles (tiempo y dinero), la situación actual de la persona. Si acabas de lanzar tu negocio online, en 6 meses no puedes esperar facturar 10.000 € al mes, por ejemplo.

Para definirlos se suelen recomendar reglas como la S.M.A.R.T. (aunque yo uso una variante que te explicaré luego).

3 consejos que te ayudarán a alcanzar tus objetivos

Por último, te doy algunas claves que pueden serte útiles en el camino para hacer realidad tus metas.

1. Traza un plan realista

Este plan lo debes trazar a partir de tus objetivos a corto plazo, previamente definidos, y debe incluir:

  • Tus acciones diarias: qué vas a hacer cada día para alcanzar tus objetivos.
  • Métricas para medir si te estás acercando: tanto numéricos (son fundamentales, sobre todo en los objetivos de empresa) como métricas personales para medir cómo te sientes y si estás cómodo en el proceso que estás siguiendo para alcanzar este objetivo.

Pero ojo, recalco lo de “realista”.

Muchas personas acaban trazando planes imposibles de ejecutar.

Tratan de abarcarlo todo, y se olvidan de que el día solo tiene 24 horas y que es importante dejar espacio para la vida personal (descanso, ocio, tiempo con pareja y/o amigos…).

Intentar centrarte solo en tu objetivo profesional hará que te quemes.

2. Aplica la regla S.M.A.R.T.E.R. en tus objetivos

Seguro que conoces la regla S.M.A.R.T., que dice que un buen objetivo debe ser:

  • Específico.
  • Medible.
  • Alcanzable.
  • Realista.
  • Acotado en el tiempo.

Esta regla es útil para los objetivos a corto y medio plazo sobre todo (los objetivos a largo plazo no tienen por qué ser tan específicos).

Pero a esta regla yo le añado dos siglas:

  • E (Ecológico): un objetivo ecológico es aquel que es respetuoso contigo y con tus necesidades.
  • R (Recompensa): el proceso para alcanzar ese objetivo tiene que resultarte desafiante, motivador y suponer una recompensa en sí mismo.

De ahí que la regla se quede como “S.M.A.R.T.E.R.”. 😉

3. Si tu camino se desvía, adáptate y sigue avanzando

Habrá momentos en los que tus planes no salgan como quieres.

En esos momentos debes ser capaz de aceptar la situación e incluso de adaptar tus objetivos a corto y medio plazo si fuera necesario.

Aquí, de nuevo, conocerte a ti mismo te ayudará a entender cómo te afectan esos obstáculos y saber gestionar la frustración.

¿Necesitas ayuda para definir los objetivos estratégicos de tu empresa?

Te dejo una última reflexión para cerrar este post.

No pasa nada si ahora mismo no tienes clara tu meta a largo plazo.

Hay personas a las que les cuesta visualizarse a tantos años vista. En estos casos, mi consejo es que te centres en tus próximos pasos y sigas avanzando.

El propio camino que sigas te aportará claridad. 

Ahora bien.

¿Y si lo que te ocurre es que no sabes cómo establecer tus objetivos estratégicos?

¿O los tienes claros, pero necesitas ayuda para trazar un plan que te permita alcanzarlos?

Con eso puedo echarte una mano.

  • Como consultora estratégica, puedo orientarte a la hora de definir y planificar tu estrategia de marca.
  • Y como coach ecointegrativa, te ayudaré a detectar bloqueos y creencias limitantes que te estén frenando a la hora de definir unos objetivos respetuosos contigo (y hacerlos realidad).

Para saber si soy la persona adecuada para acompañarte, rellena este formulario y hablemos.

Recuerda que no hay objetivos mejores ni peores, y que todos son válidos siempre y cuando estén alineados contigo y con la vida que deseas.

Por eso, elijas el camino que elijas, hazlo conSentido.

Un fuerte abrazo, 

Marta Q. 

Tabla de contenidos

Marta Quintana

Sigueme en:

Marta Q. Arau

Marta Q. Arau

Sigueme en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *